Presentación del libro “La alternativa socialista. El verdadero desarrollo humano” (*)

por Oscar Menares (**),
Publicado en Correo de los trabajadores

A finales de 2009, llegó a mis manos un libro que cambió mi forma de abordar el estudio de la economía política, es así que la obra El pensamiento económico de Ernesto Che Guevara, del autor cubano Carlos Tablada Pérez; permitió introducirme en las desconocidas y turbulentas aguas del estudio de las formaciones económicas de transición al socialismo. En una amena conversación junto a un par de compañeros tuve la grata sorpresa de enterarme que no estaba solo en esta búsqueda. Recuerdo que el debate se centró en la ley del valor en las formaciones de transición y su impacto en el fracaso del modelo de autogestión yugoeslava, sin embargo lo más interesante fue el habernos percatado que resultaba urgente y necesario dotarnos de un análisis crítico de la experiencia socialista o socialismo real que permitiera elaborar los esbozos de una orientación estratégica para la construcción de un programa socialista.

En esta búsqueda llegó a mis manos la obra de Charles Bettelheim, Cálculo económico y formas de propiedad, texto que vino en ratificar, desde otro punto de vista, las mismas conclusiones a que arribara el Che en sus Apuntes Críticos de Economía Política. Pero la búsqueda no ha terminado. El viaje a Cuba que hiciera con mi compañera a inicios de este año, nos permitió abordar en largas conversaciones con compañeros cubanos y chilenos los problemas concretos de la transición socialista en la isla; lo que fortaleció la necesidad de conocer más a fondo las raíces de los problemas, con la perspectiva de contribuir a un debate con estas características en nuestro país.

En este sentido la edición chilena de La alternativa socialista: El verdadero desarrollo humano por parte de editorial Escaparate y Plataforma Nexos constituye un aporte sustancial y necesario para abordar un debate aún extraño en nuestro medio y que dice relación sobre la construcción de un nuevo proyecto histórico de carácter socialista.

Como señala el prologo del texto, el propósito del libro es señalar un camino alternativo, un camino cuyo norte no es el crecimiento cuantitativo, sino el desarrollo pleno del potencial humano.

El autor destaca que el libro se inspira en el experimento de la Revolución Bolivariana, teniendo por objeto, como decíamos, de desarrollar una concepción general del socialismo y rumbos concretos para la lucha. Es así que el autor destaca en la obra tres aspectos importantes, el primero, que dice relación con los aspectos teóricos que fundan la crítica al modo de producción capitalista; en segundo lugar los presupuestos de la construcción del socialismo y, en tercero, el abordaje político de tal tarea histórica, temas que son abordados desde la necesidad de reinventar el socialismo, colocando el énfasis en el lugar central que debe ocupar el pleno desarrollo del potencial humano, y por tanto la centralidad de la praxis humana como fuerza transformadora.

Desde la crítica de la sociedad de clases, el autor devela la naturaleza perversa del capitalismo característica que emerge nítidamente en las crisis económicas como la hoy vivimos; a ello le sigue la concepción del capitalismo como un sistema orgánico y contradictorio determinado por la ley del valor y la alienación, que se expresa en la categoría del fetiche de la mercancía como expresión del proceso de inversión en que la mercancía adquiere características humanas y el trabajador el carácter de mercancía.

El autor pedagógicamente a través del método de preguntas y respuestas logra situar el fondo del problema y nos plantea la forma en que se ha abordado la construcción de una alternativa revolucionaria en Venezuela, señalando que ni la expansión de los medios de producción ni la dirección por parte del Estado deberían caracterizar a la nueva sociedad socialista, antes bien, los seres humanos deben ocupar un lugar central. De esta forma nos señala como el comandante Chávez influenciado con la lecturas de Itzvan Métzaros, introduce en el debate venezolano el concepto de Triangulo elemental del socialismo constituido por la combinación de la propiedad social, la producción social y la satisfacción de necesidades sociales; no obstante compartir este planteamiento el el autor advierte que no es posible indicar un solo camino para el socialismo, sin embargo resulta necesario saber adónde queremos ir.

El primer vértice de este triangulo socialista lo constituye la propiedad social, en que polemiza con la categoría de propiedad estatal, toda vez que esta constituye únicamente una forma jurídica que no identifica necesariamente con la instauración de un poder y de una capacidad social de poner en acción los medios de producción y de disponer de los productos. Concordando con el autor, los central no es la forma, es el fondo; y por ello es necesario identificar que categoría de agentes está efectivamente en posesión de los medios de producción, por lo que la propiedad será socialista en la medida en que las relaciones sociales aseguren el verdadero dominio de los trabajadores sobre las condiciones de producción y reproducción, y por tanto sobre los medios y los resultados de su trabajo, posición en que se acerca a las ideas de Bettelheim.

El segundo vértice dice directamente relación con lo anterior, pues refiere al proceso de producción social, que implica la abolición de la vieja división entre el trabajo intelectual y manual; como señala el autor volverá a unir cabeza con mano, recuperar las potencialidades intelectuales del proceso laboral; esto es una producción bajo su control consciente y humano. Asimismo señala que la producción social no solo debe ser concebida como generadora de valores de usos, sino además de los servicios sociales, y de la comunidad.

En este plano es necesario identificar un aspecto que a mi juicio el autor no desarrolla en profundidad y que dice relación con el ejercicio concreto de tal pretensión, ello refiere al papel del Plan a nivel de unidad productiva, comunal, así como condiciones concretas para su elaboración y su papel como herramienta de combate contra la ley del valor y las categroías mercantiles en los proceso de transición. Materia que es abordada en su último libro Las Contradicciones del Socialismo Real, que próximamente será traducido al español.

El tercer vértice, esto es la satisfacción de las necesidades sociales, es desarrollada como sobre la base de idea de La sociedad Solidaria, en la que se aborda el problema del interés individual como palanca de desarrollo de las fuerzas productivas en los procesos de transición, abordando el problema del estimulo material directo en las experiencias históricas yugoeslava y soviética.

La segunda parte del texto aborda el concepto de una transición socialista, polemizando con Lenin sobre la vieja distinción entre socialismo y comunismo, la que sustentándose en el principio distributivo de cada cual según trabajo termina por cristalizar aspectos capitalistas regresivos y en particular la ley del valor, proponiéndonos recuperar el sentido genuino dado por Marx en Critica al Programa de Gotha que obedece una concepción integral de transito histórico.

De esta forma el autor propone un concepto de transición socialista, basado en la sociedad cooperativa cimentada en la propiedad común, así como el desarrollo de un sistema orgánico que se desarrolla sobre sus propias bases. Finalmente propone alternativas para su desarrollo advirtiendo que las condiciones son distintas en cada país, tanto en términos políticos como por su desarrollo económico.

La alternativa socialista: El verdadero desarrollo humano, constituye una contribución importante que permite introducirnos en un debate en el que la izquierda chilena está ajena, dada su visión provinciana respecto de las transformaciones sociales y políticas en América latina. El aporte de Lebowitz, permite resituar nuestro debate el que, en sociedades como las nuestras, debe revestir un carácter eminentemente programático, siendo este el instrumento que permitirá forjar en términos reales y concretos la necesaria unidad de los revolucionarios y del conjunto del campo social.

Muchas gracias.
————————————-
(*) Intervención de Oscar Menares en el lanzamiento del libro de Michael Lebowitz realizado en Concepción el viernes 16 de noviembre de 2012.
(**) Oscar Menares, es Licenciado en Derecho y abogado, militante de la Organización Comunista Libertaria de Chile.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s