Comisiones de Derechos Humanos de Viña del Mar y Valparaíso abogan por la reapertura de la Comisión Valech

Publicado por http://www.laotravoz.cl

20121208-063214.jpg
Las dos comisiones, de Viña y Valparaíso, trabajan arduamente para la reapertura de la Valech. Según sus estimaciones, hubo miles de testimonios que no fueron incluidos en el último informe.

Las dos agrupaciones creadas en plena dictadura han dedicado su trabajo a ayudar a diversas causas, además de solidarizar con el movimiento estudiantil. En cada marcha local ellos eran los que afuera de la comisaría se preocupaban por aquellos jóvenes que eran apresados por la policía. Hoy siguen trabajando para que se respeten los derechos humanos en todo ámbito de Chile, ya sea en salarios dignos para los trabajadores, hasta en las reinvindicaciones de los pueblos originarios. Sin embargo, hay algo que todavía los mantiene inquietos: el informe Valech y las cerca de 200 mil víctimas que quedaron afuera de esta importante comisión.

Por Francisco Rivera

Probablemente no muchos conozcan la existencia de la comisión de DDHH de Valparaíso o de Viña del Mar. No aparecen en televisión haciendo vocerías, ni tampoco tienen páginas web en que muestren sus logros. Quizás por qué todavía no incursionan en eso o simplemente les gusta cultivar el bajo perfil. Lo importante es que en el terreno siempre están. En cualquier manifestación de seguro andan por ahí. Como en la última marcha en la ciudad jardín, donde la comisión de Derechos Humanos local estaba con un gran cartel caminando por la calle y apoyando a los estudiantes.

Para la comisión de Viña del Mar, nacida en plena dictadura, su misión es la misma desde hace años: proteger y defender toda la gama de derechos humanos que puedan ser vulnerados. La agrupación no tiene ningún partido o si quiera color político, ya que los derechos fundamentales están por sobre estos dos. Esto lo confirma, Luisa Ureta, presidenta de la comisión de Viña del Mar. “Si es humano y está siendo vulnerado, hay que protegerlo; no importa si es estudiante o carabinero”, ejemplifica Luisa.

Si bien las violaciones y crímenes bajo la dictadura de Augusto Pinochet es un tema central que preocupa y revisa la directiva viñamarina, dicen no quedarse en el pasado, ya que actualmente hay muchas situaciones que copan sus agendas. Por ejemplo, la comisión reparte volantes cada vez que hay marcha, donde explican cuáles son los derechos de los detenidos. “Hay cosas bien contingentes que nos atañen, por ejemplo, los niños detenidos son filmados en los centros de detención de carabineros. Eso está prohibido, no puede ser. Los han desnudado, eso tampoco lo pueden hacer”, señala Luisa.

En el último tiempo, la conformación de las ciudades ha cambiado radicalmente. La misma Viña del Mar, se ha expandido y el crecimiento inmobiliario ha sido desbordante. Sin embargo, esto ha sido un traspié para muchos casos, pues de acuerdo a la comisión local, muchas veces se encuentran osamentas humanas, pero las constructoras no dicen nada por temor a parar las obras y perder dinero. Ahí es donde deben intervenir. “Lo que nosotros podemos hacer, es irnos dedicando a estas pequeñas cosas que se están dando día a día”, indica Luisa sobre las preocupaciones de la comisión. Y ellos bien saben, que falta mucho por hacer.

20121208-063353.jpg
“Los niños detenidos son filmados en los centros de detención de carabineros. Eso está prohibido, no puede ser. Los han desnudado, eso tampoco lo pueden hacer”, señala Luisa Ureta, presidenta de la comisión de Viña del Mar.

La comisión de Viña tienen muy claro donde se detuvo, se torturó y se asesinó a gente durante la dictadura en esta ciudad. Ellos no olvidan, pero tienen claro que a medida que pasa el tiempo, y surgen nuevas generaciones que no estuvieron en aquella negra época, elementos claves como éstos pueden quedar en el olvido. Incluso, algunos temen a la idea de la historia cíclica, por lo cual la memoria histórica se transforma en una pieza vital. “Si no se cuenta lo que vivieron se puede volver a repetir”, indica la presidenta, Luisa Ureta.

En la ciudad jardín hubo varios centros de detención y tortura. Uno de los más “novedosos” de la época fue el Mercado Municipal, “hay mucha gente que se sorprende de este lugar”, relata Luisa. También hubo varios centros de la Central Nacional de Informaciones, como la casa-habitación en Habana Nº 476, o en Calle Álvarez Nº 132-154, o el Cuartel en Agua Santa 980. “El de Álvarez siempre lo negaron, pero estuvo”, confirma . Otros centros estuvieron en la Universidad Técnico Federico Santa María, o en el terreno donde hoy están los edificios Coracero, entre otros.

MILES DE AFECTADOS QUEDARON FUERA DEL INFORME VALECH

Por otro lado, una de las líneas de trabajo que siguen con mayor ahínco la comisión, es la posibilidad de reapertura de la Comisión Asesora para la Calificación de Detenidos Desaparecidos, Ejecutados Políticos y Víctimas de Prisión Política y Tortura, más conocida como Comisión Valech, debido a que la presidía el monseñor Sergio Valech. Este organismo fue el que investigó la identidad de las personas detenidas torturadas y/o asesinadas en dictadura, cuya cifra (en su último informe) llega a más de 40 mil víctimas.

La comisión de Viña del Mar trabaja actualmente para que la Valech se conforme por tercera vez. Según Luisa, ellos tienen contabilizados a más de 22 mil afectados que quedaron fuera del último informe. La presidenta explica que hay pruebas fehacientes que comprueban los casos, como notas en diarios, “algo que era muy difícil que apareciera en la época”, señala. Además, cuestiona la profesionalidad del trabajo de la Valech, denunciando que se entrevistó a personas torturadas por teléfono, lo que considera un procedimiento incorrecto, debido a la sensibilidad del tema.

COMISIÓN DE DD HH DE VALPARAÍSO: “SE INSTALÓ LA IDEA QUE LOS DERECHOS HUMANOS TIENEN QUE VER SOLO CON LOS CONCULCADOS EN DICTADURA”

Llegamos al ex hotel Colón, un edificio antiguo, en el corazón de Valparaíso. En una pequeña oficina, espera Alicia Zuñiga, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Valparaíso. Hace 5 años que es presidenta, y ahora asumió por otro periodo más, tras ser reelecta.

Al igual que en la comisión de Viña del Mar, la porteña cumple funciones importantes de difusión y ayuda a diversas causas. Alicia explica que en las marchas cuidan de que a nadie les vulnere sus derechos en situación de detención y que por lo mismo, el año pasado, cuando hubo mayor efervescencia social, pasaron muchas horas afuera de la comisaria solicitando antecedentes de chicos y chicas apresados por la policía.

La comisión es un poco más grande que la viñamarina, la componen 30 miembros, y entre todos, pagan este espacio donde nos da la entrevista. Dice que el arriendo sale barato, pero que gracias a la ayuda y la solidaridad han salido adelante. Alicia sabe que este trabajo se trata de perseverancia porque tal como ve hoy en día la sociedad los derechos humanos muchas veces se ven vulnerados y aclara que no solo se trata de vivir el pasado. Actualmente en Chile hay realidades donde sencillamente no son respetados.

“En los años 90 se instaló la idea que los derechos humanos tenían que ver con los derechos conculcados en la dictadura, y en la práctica no se consideró la integralidad de éstos”, explica. Según Alicia hoy se puede ver a los estudiantes peleando por la educación, a los trabajadores por salarios dignos, a los mapuches por su reivindicación, y todas estas luchas son lo mismo, derechos fundamentales del ser humano. “Hemos estado en las acciones contra la guerra de Irak, y ahora pretendemos trabajar intensamente, lo que son los cuarenta años del golpe de Estado”, enumera la presidenta.

Al ser consultada por la oscura etapa la dictadura, no puede dejar de mencionar que en Valparaíso hubo una serie de lugares que fueron usados como centro de tortura, como por ejemplo, los busques de la armada, Esmeralda, Maipo y Lebu, además de agregar los actuales cuarteles militares porteños o el emblemático Estadio de Playa Ancha. Y desde ahí, arroja una idea que podría ayudar a las generaciones futuras. “Nosotros hemos pensado en la posibilidad de hacer una línea o una ruta de memoria de los centros, poniendo en aquellos lugares ‘aquí se torturó’, ¿no cierto?”,sugiere.

20121208-063534.jpg
“Todo lo que cuesta que una persona entregue su testimonio, porque duele, y después te digan que lo que tú contaste no era cierto”, reflexiona Alicia, presidenta de la comisión de Valparaíso

LA GRAN META: REAPERTURA DE VALECH

La comisión DD.HH porteña nació en plena dictadura, al calor del fuego, y desde ahí que no han parado de trabajar en favor de los sin voz. Por lo mismo, en sintonía con su par viñamarino, desean la pronta reapertura de la Comisión Valech, también consideran que hubo personas excluidas de este importante informe.

“Nosotros trabajamos con la comisión Valech, recogiendo u orientando a las personas que estaban dando sus testimonios”, explica la representante. Y no es sólo ahora que vienen protestando por esto, sino que anteriormente ya habían refutado a la comisión la cifra de 40 mil víctimas, argumentando con los datos obtenidos gracias a la Comisión Chilena de DD.HH.

En los antiguos boletines de esta organización se cifraba a más de 300 mil personas afectadas por la prisión política y tortura; y dejando afuera a las que fueron apresadas solo una o dos veces, el número estaría cercano a las 200 mil personas. Un dato no menor, que ellos defienden.

“Todo lo que cuesta que una persona entregue su testimonio, porque duele, y después te digan que lo que tú contaste no era cierto”, reflexiona Alicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s