La ley antiterrorista en la mal llamada “Pacificación de la Araucanía”

Tomado de:
http://www.movimientoporlaconstituyente.cl

Diario El Meteoro, Los Angeles 6 de marzo de 1869:
“Desde entonces los proyectados arreglos pacíficos con los indígenas se convirtieron en una guerra asoladora, en una guerra de exterminio que el ex Ministro Errázuriz no trepidó en aconsejar… Don Cornelio Saavedra, por más que se trate de ocultarlo, es uno de los autores de la guerra actual con los indios…”
Ministro de Guerra Francisco Echaurren, Campamento de Loncochi, al sur del Cautín, 5 de marzo de 1869: “La hacienda en este territorio es muy abundante, y sin preocuparse mucho del arreo de ganados, tenemos ya reunida una cantidad de más de 500 cabezas de ganado vacuno, más de 2.000 ovejas, y una buena parte de caballos”.

El Mercurio de Valparaíso, 5 de abril de 1869: “Cautín, día 13 de marzo salió el coronel González con 300 infantes, 80 cazadores, 70 lleulles y 25 indios amigos en dirección a los lugares denominados Trustris y Maquegua, de los cuales sacó 400 animales vacunos, 200 caballares y 2.000 ovejas…
El día 22 llegó la división a Angol, trayendo mil cuatrocientos animales vacunos, trescientos caballares y un poco de ganado lanar, y habiendo consumido en el rancho de la tropa de ocho a diez mil ovejas.
Se han incendiado como 500 casas y una gran cantidad de sementeras de trigo y chácras pertenecientes a las tribus enemigas…
Si el gobierno continúa por un año más castigando a estos salvajes ladrones, la tranquilidad de la Araucanía quedaría asegurada para siempre…
Horacio Lara, Crónica de Araucanía, 1889: “El general Pinto llevó la guerra a las mismas reduccioes de las tribus rebeldes, haciendo cruzar el territorio araucano en todas direcciones por infinitas divisiones en hostilidad abierta, privando al enemigo de todo recurso. Fue así como se comprende que desde noviembre del 68 a mayo del 69, se haya internado por diversos puntos al corazón de la Araucanía más de trece divisiones, arrasando la mayor parte de ellas con cuanto se encontraba al paso. El resultado de estas expediciones fue el incendio de más de dos mil casas de las tribus guerreras, las mayor parte repletas de cereales para la subsistencia; la destrucción de todos sus sembrados y por fin numerosísimos piños de ganado arrebatado a los mismos”.

El Mercurio, 6 de mayo de 1869: “Desde allí regresó (el comandante) Bulnes, capturando en distintas localidades y después de haber explorado los valle y montañas de Licura, Nihualhue, Otrin, Camptra, Taguolva, etc., quinientos animales vacunos, cien caballares y seiscientas ovejas…”

Parte de Guerra de Cornelio Saavedra, Cañete, 29 de noviembre de 1868: “Veinticinco carabineros de la Guardia Nacional se dirigieron al campamento enemigo la noche del 26, pero no consiguieron sorprenderlos porque ya habían tomado los bosques. Mataron no obstante tres indios que se ocupaban de cuidar las haciendas, a los cuales quitaron doscientos animales vacunos, cuarenta cabalgares y ochocientas cabezas de ganado menor, cuyo número se repartieron entre ellos mismos, regresando en la tarde del día 27 al lugar del campamento”.

Periódico El Ferrocarril, 17 de febrero de 1869: ”Estos son los hechos: el general Pinto… ha ordenado el arreo de los animales indígenas y el incendio de las rucas y sementeras araucanas; y en vez de guerra de soldados hemos tenido así en la frontera guerra de pastores y de pillaje desmoralizador”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s