La destrucción del Medio Ambiente en el territorio de la Nación Mapuche

Tomado de:
http://www.mapuche-nation.org/

20130608-231558.jpg

Mission permanente Mapuche auprès des Nations Unies
56, Rue de Montchoisy, 1207, Genève, Switzerland
Tel: +41-(0)22-320 4974 – e-mail: mision.mapuche.onu@gmail.com

El pueblo Mapuche se encuentra ubicado en el Cono Sur del continente Sudamericano. Desde tiempos inmemoriales hemos sido objeto de desastres naturales tales como erupciones volcánicas, seísmos y tsunamis. En particular, la zona del Gulumapu es un territorio altamente susceptible a este tipo de desastres por estar ubicado entre numerosos volcanes activos y en una zona tectónica muy activa. Esta zona es también referida como “cinturón de Fuego”.

Documento presentado por la Mision Permanente Mapuche ante la ONU en la Conferencia Internacional – The Global Platform for Disaster Risk Reduction.

20130608-231851.jpgImagen: S.E. Embajadora Flor Rayen Calfunao
Foto Gentileza de Jenishbek Edigeev

Los pueblos indígenas de la región, así como nuestro pueblo mapuche, fueron formados, con el correr de los siglos, para comprender y paliar los impactos de los desastres naturales. Ello fue posible gracias a un conocimiento tradicional socializado, que deriva de la experiencia milenaria vivida por nuestros ancestros. De la estrecha relación con la naturaleza y con la madre tierra nuestra sociedad aprendió a reconocer los indicios de tales desastres. También, con espíritu de solidaridad, a ir en ayuda de sus hermanos en desgracias y a la participación comunitaria en la reconstrucción de sus viviendas.

Desde la ocupación ilegal de nuestro territorio por parte de los estados de Argentina y Chile, hace ya cerca de 130 años, el pueblo mapuche sufrió un sinfín de calamidades, causadas en su mayoría por el hombre de origen europeo. A los desastres naturales hay que sumar el genocidio, la limpieza étnica y la confiscación de nuestros recursos y de nuestro territorio; lo cual condenó a la pobreza, al hambre y a la miseria a cientos de miles de familias indígenas.

Queremos dejar establecido que la nación mapuche fue el primer estado independiente en el Continente americano, reconocida por la Corona de España en el Tratado de Killen el 6 de enero de 1641 que fijo la frontera entre ambas naciones. Los nacientes estados de Argentina y Chile también reconocieron la independencia de nuestra nación, al extremo que firmaron tratados y fortificaron dicha frontera. Sin embargo, entre 1862-85 la republica de Chile primero y posteriormente la republica Argentina se embarcaron en una guerra de agresión que concluyó en 1885 con la ocupación de nuestro territorio.

Desde entonces el pueblo Mapuche y otros pueblos originarios del Cono Sur, hemos sido objeto de una implacable incorporación forzada por ambos estados, cuyo objetivo ha sido hacernos desaparecer como pueblo. Bajo condiciones de subordinación o como ciudadanos de segunda categoría donde el racismo, la discriminación, los abusos y el desprecio hacia nuestra cultura han sido la norma y no la excepción. La historia de nuestro pueblo fue distorsionada y nuestros héroes y heroínas desconocidos en el sistema educacional impuesto; asimismo nuestra espiritualidad y la memoria colectiva para enfrentar los desastres naturales han sido erosionadas por el proceso de asimilación cultural, que incluye el desprecio de nuestros valores culturales y conocimiento tradicional.

La situación actual del pueblo mapuche, y de otros pueblos indígenas del Cono Sur, sigue siendo desastrosa. Hoy en día, además de ser los más vulnerables a los desastres naturales, los pueblos indígenas son los menos favorecidos por los programas de ayuda a los damnificados, impulsados por el estado. También podemos añadir una política de desarrollo que, lejos de beneficiarlos, los despoja de sus escasos recursos y los sume aún más en la pobreza.

Nuestro territorio ancestral es explotado por empresas forestales, compañías pesqueras, mineras y de hidrocarburos. Los programas de “modernización” que incluyen las construcciones de carreteras, aeropuertos, hidroeléctricas, etc., promovido por ambos gobiernos (Chile y Argentina), se efectúan en desmedro de los derechos e intereses de los pueblos indígenas. Estos programas, que en poco o en nada nos benefician a los mapuches, siguen su curso ininterrumpidamente sin que se cuente con el concurso de las comunidades afectadas como marca la legislación nacional e internacional. La deforestación de árboles nativos y su reemplazo con plantaciones masivas de eucaliptos y pino hoy cubren las ¾ partes de nuestro territorio ancestral en el Gulumapu (Chile), lo cual tiene efectos desastrosos en los ecosistemas, la biodiversidad y el medioambiente en general.

Los ríos y las aguas subterráneas se ven contaminadas por la utilización de pesticidas en las plantaciones de pino y eucaliptos, por el uso excesivo de componentes químicos en la minería, la acuacultura y las salmoneras, además de los efectos por la extracción de hidrocarburos y la acción minera. Asimismo hay que señalar que en la región de la Araucanía alrededor del 70% de los basurales se encuentran dentro de comunidades indígenas o adyacentes a ellas. A este desolador panorama tenemos que añadir los residuos y deshechos de la producción industrial y plantas de tratamiento de aguas servidas (PTAS) depositadas en la región de la Araucanía con serios impactos a la salubridad de la población.

La situación de los mapuches del Puelmapu (Argentina) no es mejor; las empresas de explotación minera y petróleo han contaminado las aguas en la superficie y en las napas subterráneas, como así lo señala la ‘División de Delitos Ambientales de la Policía Federal y el Laboratorio de Toxicología y Química Legal de la Corte Suprema de Justicia de Argentina. Los exámenes médicos detectaron altos niveles de plomo, superiores a parámetros legalmente establecidos por estamentos internacionales relacionados con la salud; por ejemplo “los 4000 habitantes del “Desierto de Añelo” (como se lo conoce) presentan medidas alarmantes de mercurio, cromo y plomo en la sangre. El agua del lago de la región está contaminada 500 veces más de lo permitido para uso recreativo.” Numerosas personas jóvenes y de mediana edad han fallecido presumiblemente por complicaciones médicas derivadas de la contaminación.

Es importante señalar que tanto los programas de desarrollo y de infraestructuras, así como la explotación minera, forestal y de la acuacultura se realizan en contravención de las leyes indígenas de ambos estados y de la Convención 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales. La polución y contaminación de las aguas, causadas por los desechos químicos, el establecimiento de basurales y los depósitos de aguas servidas, se llevan a cabo de forma deliberada en comunidades indígenas. Esta política gubernamental ha sido clasificada por los organizaciones ecologistas como ‘racismo medioambiental’, considerando que se llevan a efecto en dichas comunidades por su estado de indefensión y porque representan el sector más vulnerable de la sociedad.

Naturalmente todas estas acciones nefastas para el medio ambiente de la población indígena han provocado el rechazo y la resistencia de las diversas comunidades afectadas. Sin embargo, ambos gobiernos responden criminalizando sus demandas y reprimiendo violentamente las protestas pacíficas. En el caso de Chile se les aplica la Ley Antiterrorista introducida durante el régimen militar de Pinochet. Para concluir queremos señalar que los desastres causados por el hombre blanco que se apodero
ilegalmente de nuestro territorio exceden a los de los desastres naturales, asunto que también debe ser considerado en esta conferencia.

Flor Calfunao Paillalef
Apo Werken – Embajadora
Ginebra 20 de mayo, 2013

La Misión Permanente Mapuche ante las Naciones Unidas fue establecida el 20 de Septiembre de 2011 por autoridades de la Nación Mapuche

Twitter https://mobile.twitter.com/verde_olivo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s