La libertad según l@s zapatistas (IV)

Va pa’ tod@as aquell@s
Que en sus tiempos
son semiller@s
Va pa’ l@s Chiltaker@s

Durante los días de exposición de l@sprofes de La Escuelita quedó claro que se habían acordado y propuesto la compartición (1) de sus experiencias de trabajo de casi 20 años de resistencia con notr@s. Meses antes, l@s compas habían realizado la compartición internamente. Se platicaron cómo iban sus actividades en las comunidades y pueblos, en los Municipios Autónomo Rebeldes Zapatistas, en los Caracoles y Juntas de Buen Gobierno. Cómo habían realizado sus trabajos en cada una de las áreas: Salud, Educación, Producción, Abasto, Transporte y Comunicación regional. Vamos, habían compartido sus avances, sus errores y las dificultades en el proceso de la construcción de su Autonomía. En esa competición es notable el lugar que le dieron a la participación de las mujeres zapatistas. Su objetivo fue: “Encontrar un mejor camino para su organización”, para su alternativa.

Como mi egoteca es enorme, veía en las intervenciones de l@s profes que mi película sobre el EZLN no es tan mala. Que mis percepciones sobre el Golpe de Timón del EZLN de finales de enero y principios de febrero de 1994, y lo que siguió, estaban bastante cercanas a la realidad. Como recordarán, en una fría y nublada montaña de Los Altos, el Subcomandante Insurgente Marcos le dijo a Blanch Petrich, a Elio Enriquez y a Epigmenio Ibarra: Lo que sigue es un largo periodo de lucha política. La lucha armada – para la que se habían preparado toda una década – quedó en un segundo plano.

Después de los Diálogos en la Catedral de San Cristóbal, del fracaso – si quieren relativo – de la Convención Nacional Democrática (CND) y de la campaña político militar Rompiendo el Cerco de diciembre de 1994, lo novedoso fue la creación de una treintena de Municipios Rebeldes Zapatistas.

Se inició así la Resistencia y con ella, la transición de una parte de la estructura político militar del EZLN, de los mandos y de la organización territorial. Los pueblos zapatistas empezaron a ser gobernados por los Consejos Municipales Rebeldes. El gran colectivo político militar, su estructura e infraestructura para la Guerra de Liberación Nacional, se transformó en un racimo de dispositivos para conservar las fuerzas acumuladas del 17 de noviembre de 1983 al día último de diciembre 1993. Ahora estaban dispuestas para el largo periodo de lucha política. Hace una década, en agosto de 2003, con la creación de los Caracoles y las Juntas de Buen Gobierno fortaleció el proceso de Autogobierno y la cohesión de las zonas zapatistas. El EZLN y sus bases de apoyo estaban en condiciones para continuar con una estrategia de Resistencia Popular Prolongada. La Resistencia se convirtió en una Forma de Lucha.

En la base de la Resistencia están sus miles de bases de apoyo, yo estimo unos 250 mil, “cientos de miles” dice Marcos, 60 mil familias dicen otros. En las bases de apoyo, las mujeres zapatistas siempre han jugado un papel central, fundamental. Las y los niños del 94 ahora son las y los promotores en las áreas de Salud y Educación. Están en las unidades de Producción Colectiva, en las Cooperativas de Abasto, de producción y Comercialización de Café, en el Sistema de Politransporte Colectivo Zapatista y participan en los diferentes niveles del Autogobierno Zapatista. Jóven@s que enseñan y aprenden en cientos de Comités, que formar parte de los pueblos y comunidades que han elaborado sus leyes, reglamentos. Todo, en un contexto de sistemática guerra contra-in-sur-gen-te.

Adán, un compa delCaracol III fue mi Votan. Con muchos años en el EZLN, era disciplinado y seguía al pie de la letra las instrucciones. Me marcaba los tiempos. Cuando yo preguntaba algo que estaba en Los Libritos me remitía a ellos. Adán me preguntaba si los había leído. Cuando por atención le ofrecía una golosina no la aceptaba. Estaba atento a cuanto escribía o dibujaba. No me quitaba el ojo. Sabía mi ruta de llegada. Cuando me di cuenta, le daba la vuelta para sorprenderlo. Mientras estaba bajo su responsabilidad se convertía en mi sombra. Me acompañó al consultorio cuando fui por un antigripal, vamos, nos escoltaban hasta para ir a tirar el agua, a orinar pues. Hacía exactamente lo que la escolta que nos cuidó cuando entrábamos a la selva. Tenían que responder por nuestra vida. Al tercer día de Escuelita, algun@s Votán padecían los estragos del cambio de lugar, de comida y de clima. Adán tuvo una leve gripe.

Sin embargo, lo más importante es que cada un@ de l@s Votan se prepararon, por semanas, para cumplir con la tarea de compartirnos su caminar de los último 20 años. Para tal efecto crearon sus Universidades. Algunos estudiaron desde la Biblia, el Popol Vuh y los materiales, resultado de la socialización y sistematización de sus experiencias, de su práctica política, de su práctica social individual, familiar y colectiva. Para ellos la Práctica es fuente del conocimiento.

Antes de que se me pase. Cuando los compas se mueven en grandes contingentes – como pa’ La Escuelita -, lo hacen con precisión y disciplina militar. Organizan sus tiempos, movimientos y columnas. Cuentan con sus dispositivos de comunicación, seguridad y sanidad. Saben pues que están en guerra. Lo mismo he visto en las pequeñas y medianas patrullas del Ejército federal cuando salen de sus cuarteles a realizar cualquier actividad a la Ciudad de San Cristóbal de Las Casas. En su caso, ningún militar porta visiblemente su rango. Entiendo que es por seguridad. Están en guerra pues. Dicho lo anterior, a lo mejor conviene traer a cuenta la siguiente cronología: La militarización de Chiapas creció en 1994 y se expandió en todo el territorio en 1995. En 2011, el Comando Norte de los Estados Unidos advirtió de la apertura del Frente de Guerra en la Frontera Sur de México; en 2012, el Comando Sur de los Estados Unido emplazó a 200 Marines en territorio del lado guatemalteco y frontera con México en la Operación Martillo. Entre 2011 y 2012 se incrementó la presencia de la Armada de México en la costa y el territorio chiapaneco. En julio de 2012, el conteo del Instituto Federal Electoral le daba la delantera a Peña Nieto, el candidato de Salinas. En septiembre de 2012, Peña Nieto tomó posesión como presidente de la República inaugurando el Sexto Sexenio del Neoliberalismo en México. El 21 de diciembre el EZLN movilizó, al menos, 40 mil bases de apoyo en 5 cabeceras municipales de Chiapas. ¿Escucharon? Preguntó el vocero del EZLN. El 21 de enero de 2013, Peña Nieto lanzó la Cruzada Nacional Contra el Hambre en el emblemático municipio de Las Margaritas, Chiapas. El vocero del EZLN respondió con una señal obscena. El 19 de abril, Peña Nieto regresó a Chiapas e inició la Cruzada con el Programa Sin Hambre en un acto masivo en Navenchauc, Zinacantán. El 12 de agosto iniciamos La Escuelita zapatista. El 13 de agosto, la Fuerza Aérea Mexicana hizo sobrevuelos en territorios de los Caracoles y 400 elementos de la Policía Federal Preventiva se desplazaron en la frontera con Guatemala. El 16 de Septiembre, año del Centenario de Ejército Mexicano, la presencia de las fuerzas armadas fue notable en San Cristóbal de Las Casas, desfilaron contingentes del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Armada de México. Movimientos en el teatro de operaciones del Frente de Guerra en la Frontera Sur de México. En resumen, a cada iniciativa política del EZLN el gobierno federal ha respondido con un movimiento político y/o militar. ¿Qué tiene preparado Peña Nieto para el 20 aniversario del levantamiento armado?

Regresando del extravío castrense, los compas nos dicen que han resuelto en la práctica el problema de la participación de l@s inexpert@s: Cuando van a ocupar un cargo en cualquier nivel de gobierno o como promotores, “l@s que no saben”, “l@s inexpert@s”, son acompañad@s y preparad@s por varios meses por la persona que van a sustituir. Así no tienen la escapatoria del “yo no sé” o del “yo no puedo”. Por ejemplo, en las Juntas de Buen Gobierno, el cargo puede ocupar tres años. Los responsables llevan una bitácora de los trabajos realizados y de los pendientes. La “entrega del cargo” y la formación de l@s nuev@s responsables puede durar hasta medio año. Estos servidores cuentan con el apoyo de sus compañer@s en sus comunidades para los trabajos en su milpa o frijolar.

L@s compañer@s zapatistas están en la reelaboración de su historia. Puede que no concordemos con ell@s en todo pues nos dicen: “Antes de los españoles no había (entre ellos) personas más grandes (de más poder). Eran (todos) iguales. Los españoles vinieron a destruirlo todo. Nuestros abuelos lo guardaron (esos valores) en el fondo de su corazón. Ahí estaba el llamado a la organización. Ahí está nuestro pasado, nuestra raíz, nuestra tradición, (la posibilidad de) la nueva sociedad. En nuestros antepasado está una buena cultura”.

En cuanto a la producción, las actividades se realizan en parcelas familiares y colectivas. Los proyectos son parte de las actividades en las comunidades, de los gobiernos rebeldes municipales y de las Juntas de Buen Gobierno. El destino es en lo fundamental el autoconsumo, sin embargo, hay familias que tienen excedentes en la producción de maíz que venden al igual que la producción del café y del ganado.

El trabajo productivo de l@s zapatistas es uno de los principales frentes a la guerra de contrainsurgencia pues “con los dineros que reciben de los programas del gobierno, los hermanos partidistas nos vienen a comprar maíz, frijol, un cochi o una gallina”. De esa forma l@s zapatistas, además de garantizar sus alimentos, los que tienen excedentes pueden obtener ingresos monetarios par lo que se ofrezca. Como quiera hay pueblos y comunidades en Los Altos de Chiapas que no cuentan con los medios de producción – suficientes y de calidad -,para su reproducción social. La Resistencia de es@s compañer@s zapatistas tiene, sin duda, un mérito mayor.

La compartición con mi Votan, se transformó en un diálogo. Buscamos un lugar más o menos cómodo en la falda del cerro y bajo la sombra de los pinos y robles. De cada en cuando asomaba un benzulul, el pequeñoreptil del cuentero de Laco Zepeda. Ahí Adán me platicó como el abuelo de su abuelo sirvió al Ejército. Como se huyó a la selva para “quedarse en esas fincas, en esos parajes”, me platicó del duro trabajo en “muchas fincas”, “cargando mercancía”, “sacando chicle”, como arriero “de 10 mulas cargadas de garrafones de aguardiente”. “Era muy duro (el trabajo) en esos tiempos”, decía mi Votan. Luego la compartición fue mutua recordándonos algunos movimientos antes del 94, como vivimos el levantamiento y los acontecimientos de los últimos 20 años. Preguntaba y preguntaba sobre la toma de San Cristóbal y los combates en sus alrededores. Al tercer día Adán no se aguantó y preguntó por qué tronaban tantas bombas y cohetes. Le dije que San Cristóbal era un pueblo cohetero, pues celebraban muchas fiestas. “Si pues, todos los días están tronando”, decía sorprendido el Votan. Cuando daban las tres de la tarde del horario de verano, las dos para los indígenas, nos disponíamos a ir a comer. Cuando quise terminar antes de esa hora el Votan miraba su reloj y me decía: “Falta”. ¡Monos ya! Decía entre mi.

La tarde estaba dedicada a las preguntas y respuestas. Las había de todo tamaño, color y sabor. Una fue dialécticamente genial. Preguntaron: ¿Cómo resuelven ustedes dialécticamente la contradicción entre la lucha y la resistencia? ¿Existe el machismo? ¿Los hombres maltratan a las mujeres? ¿Las golpean? ¿Cómo conviven con los no zapatistas? ¿Cómo es el sistema de salud, de educación? Preguntaban sobre el funcionamiento de los gobiernos autónomos. El trabajo colectivo. Cómo participaban las mujeres. Su actitud frente a los homosexuales. Cuando no era muy clara o dialécticamente complicada la pregunta l@s pedían que se hicieran de forma más sencilla. En veces respondían que las respuestas estaban en los Libritos. L@s profes, a según la pregunta, la contestaba una profe o un profe. Había dos profesoras con una habilidad de respuesta formidable. Nunca escuché que las compañeras profesoras respondieran con el discurso ideológico.

En alguna de las exposiciones de l@s s profes nos comentaron que no impedían la construcción de caminos en sus territorios para evitar problemas con los “hermanos partidistas” o con los “hermanos de otras organizaciones” y que habían optado por cobrar un impuesto del 10% sobre el monto de la obra a las empresas camineras. Entonces vino una pregunta que me pareció cabrona y ofensiva: ¿La dignidad vale un 10%? ¿Por un 10% van a permitir los megaproyectos? Un estudianta que lucía una gorra verde tipo militar con una estrella roja, pidió en micrófono y sin decir agua va, se atribuyó el derecho de contestar: “Lo que están planteando l@s compañer@s no es otra cosa que una cuestión de ovarios y de güevos (…)”. ¡Sopas! En verdad me sorprendió. Como la estudiantada respondió con algunos aplausos la compañera estudiante arremetió con más enjundia. Entons la estudiantada echó más aplausos. ¿Qué cosas, verdad? A la condiscípula no la volví a ver en La Escuelita, se hizo ojo de hormiga. ¿Qué paso? ¿A saber?

A esas alturas yo tenía dos preguntas: ¿Cómo fue que acordaron dar a conocer hacia afuera la experiencia de sus 20 años de Autogobierno? Cuando salíamos a un receso me encontré con los comandantes David y Tacho. El saludo del compa David fue cálido: “Gaspar, ¿Hasta cuándo?”, me dijo con su entonación grave. Si pues hace muchos años, le contesté. En esta ocasión David vestía una impecable y sencilla ropa de ladino. Se despidió atento y se adelantó a donde iba. A Tacho – que vestía su atuendo de comandante -, le hice la pregunta de cómo acordaron La Escuelita y me contestó que después de la compartición interna se formaron un montón de profes para bajar la experiencia a los pueblos y comunidades y que en ese camino las Juntas de Buen Gobierno acordaron hacer La Escuelita zapatista. Alrededor un grupo de Votanes escuchaban.

Después que el comandante Tacho se retiró un Votan me saludó y me dijo: ¡Hasta cuando! ¿Cómo estás? Bien, aquí en La Escuelita. ¿Te acordás cuando íbamos a hacer talleres de análisis en sus pueblos? Ahora soy escuelero. Le dije. Si pues, ahora está cambiado. Pero ustedes fueron los semilleros. Su semilla cayó en buena tierra. Como dice la Palabra de Dios. Ahora estás cosechando tu fruto, dijo.

No sólo eso, estoy comiendo los frutos, le contesté.

¡Órale! Estaba gratamente sorprendido y le dije: Con tu palabra se puso contento mi corazón. Muchas gracias. Por tus buenas palabras se creció mi corazón, le dije.

Nos dimos un fuerte abrazo y el día se hizo día.

(1). Compartición: del verbo compartir conjugado en uno de los tiempos de la gramática zapatista. En castilla puede ser algo así: compartir aciertos, errores y fracasos con l@s demás para hacer mejor los trabajos. En el lenguaje político del pasado: socializar, sistematizar y sintetizar las experiencias. En lo de hoy puede ser algo así como: revisar la práctica de la intervención agentes y sujetos sociales del cambio para darle un plus a la gestión individual y colectiva.

P.D. Leyeron eso de: Una Cruzada pa’ que no queden ni los polvos de los movimientos sociales en Chiapas. Días después la prensa publicó que dos facciones de la CIOAC se habían enfrentado en Las Margaritas. Más tarde, que la OPEZ de Tzunun había invadido los terrenos de la OMIECH en San Cristóbal de Las Casas.

P.D. Hace unos días les comentaba a las compañeras Rocio y Rosa Luz que el movimiento magisterial no pasaba de Octubre. Hoy 7 de octubre leo: Maestros de Oaxaca acuerdan en votación abandonar el D.F. http://www.jornada.unam.mx/2013/10/07/

P.D. Ese mi Cuatemochas, ese mi Peje, dice Peña Nieto que “paga la cuenta” por la Reforma Hacendaria. http://www.jornada.unam.mx/ultimas/. Seguramente también está dispuesto a asumir los “costos políticos” que resulten de la Reforma Energética.

P.D. ¿Aun tiene usted alguna duda del éxito de la planeación estratégica de Salinas y de su banda para imponer el paquete de reformas? ¡Ni quien los pare!

P.D. ¿Sigue viendo la luz al final del túnel? Las cosas están mucho más complicadas que en 1993.

Tomado de http://alainet.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s