La Habana: musa inspiradora de Omara Portuondo

Un regalo a La Habana en sus 500: se estrenó en Cuba el videoclip “Sábanas blancas” protagonizado por Omara Portuondo y bajo la dirección del multipremiado realizador Joseph Ros.

La Habana: musa inspiradora de Omara Portuondo (+Video)

Portuondo, una de las figuras más representativas de la cancionística popular cubana, cultivadora del feeling; protagoniza el videoclip “Sábanas Blancas”, como homenaje al 500 aniversario de la Capital de Cuba: La Habana.

Recientemente estrenado en la isla, y bajo la dirección del multipremiado realizador Joseph Ros, el video – fruto de la alianza entre Egrem y la Dirección Provincial de Cultura-, versiona el popularísimo tema musical del maestro Gerardo Alfonso.

Nacida en la calle Salud 708, en el corazón de Centro Habana, Omara Portuondo cumplirá este mes 89 años de vida para orgullo de la cultura cubana.
El novedoso arreglo de Alain Pérez combina elementos de la rumba, el son y la timba.

El tema fue grabado por “La novia del feeling” (como también se le conoce a la cantante), en su álbum Omara Siempre (Egrem, 2018), placa que mereciera un Premio Especial en el certamen Cubadisco del pasado año, además de una nominación al Grammy Latino.

El novedoso arreglo de Alain Pérez combina elementos de la rumba, el son y la timba. En su grabación intervinieron Osain del Monte y Rolando Luna, entre otros destacados representantes del panorama musical cubano.

Según comentó Joseph Ros, el rodaje del audiovisual abarcó desde finales de 2018 y hasta abril del presente año, ya que fue difícil compaginar los tiempos de Omara y los de otros artistas que intervienen como el propio Gerardo Alfonso, Michel Mirabal y la comparsa Componedores de Batea.

Tomado de: espanol.almayadeen.net

“A VALPARAÍSO”, DOCUMENTAL DE JORIS IVENS

1. Introducción
En Chile, la película …A Valparaíso (1963), dirigida por el maestro holandés del documental Joris Ivens, se ha transformado en leyenda. Algunos la han visto, pero “hace mucho tiempo”, o “algunos fragmentos… ¿sabes dónde conseguirla?”, o “sólo la versión con el narrador en francés y en una pésima copia”. Los chilenos sabemos que existe, pero vagamente conocemos algo más y casi nada sobre el misterioso paso de Ivens por Chile.
Para Ivens, Chile fue uno de los catorce países en los que filmó sesenta y cinco películas documentales. “El holandés errante”, como le llamaban, es un cineasta irreemplazable en la historia del género, pues su cine es dueño de una mezcla que pocos tienen. Por un lado, su formación estética en las vanguardias de los años veinte le permitió realizar obras como la celebrada Lluvia (1929); por otro, fue testigo de los grandes cambios sociales del siglo. De la mano del ferviente cine soviético, trabajó de cerca con maestros como Vsevolod Pudovkin o Dziga Vertov, haciendo un cruce fecundo. La experimentación en el lenguaje cinematográfico, sumado a la documentación de la realidad, instalaron a Ivens como un pionero del género documental con un cine autoral, bisagra entre vanguardia y compromiso social. Cuando vino a Chile en 1962, invitado por la Universidad de Chile para dar una serie de charlas a los jóvenes cineastas del Cine Experimental, Ivens estaba en la curva más amplia de su carrera y su obra era ampliamente reconocida. En el trabajo que realizaría en el país desata un tornado creativo cuya fuerza integró a Pablo Neruda, Chris Marker, Jacques Prevert, Raúl Ruiz, Sergio Bravo y Pedro Chaskel, entre otros.
El imprescindible Plano secuencia de la memoria de Chile: veinticinco años de cine chileno (1960-1985) contiene una frase que sería el punto de partida de esta investigación: “El paso de Joris Ivens por Chile no ha sido todavía suficientemente evaluado. Muy pocos son los cineastas chilenos que han dado una opinión detallada sobre el particular” (Mouesca, 1988). La autora nos hace plantear las siguientes interrogantes: ¿Por qué vino Ivens a un país en la esquina última de Sudamérica? ¿Cómo decide hacer una película sobre Valparaíso? ¿Quiénes estuvieron en ese rodaje y en qué medida su visita tocó a esos futuros directores chilenos? El surgimiento del cine social algunos años antes, como fuerte marca en las películas del Centro de Cine Experimental de la Universidad de Chile, podría haberse estimulado también con el paso de un cineasta con una extensa filmografía en esa misma dirección.
Del documental …A Valparaíso existían dos copias en la Cineteca de la Universidad de Chile, pero cuando la dictadura militar cerró la institución, desaparecieron [1]. Cajas etiquetadas con el nombre de la película seguían allí, pero en el interior habían sido reemplazadas por otras [2]. Posibilidades de verla, entonces, no quedaba casi ninguna. Invitado por la Universidad de Chile en 1962, Ivens no sólo estuvo una vez de visita en nuestro país, sino un total de cuatro; y no sólo realizó la película … A Valparaíso, sino también otras dos que nunca han sido estrenadas en el país: El pequeño circo (1963) y El tren de la victoria(1964). A lo largo de la década de los sesenta, la relación de Ivens con Chile fue más estrecha y prolífica de lo que se sabía hasta ahora.
La importancia de indagar en la obra de Ivens no puede desconocerse. Por un lado, la relación del cineasta con Chile puede ser entendida como una oportunidad para regenerar parte del dañado tejido de la historia cultural chilena. El golpe militar de 1973 detuvo abruptamente el flujo creativo del cine local y dejó pendiente el estudio de la explosiva actividad en los sesenta y principios de los setenta. Al mismo tiempo, la visita de Ivens funciona también como una plataforma desde donde indagar aspectos de la cinematografía chilena en un momento clave: antes de su llegada, las películas producidas en ese lapso comenzaban a considerar en cine como herramienta de cambio social y político, un paso firme hacia el Nuevo Cine Chileno y su convergencia en el continente -el Nuevo Cine Latinoamericano.

2. Filmar Valparaíso
“Y nosotros iremos a Valparaíso” es una antigua canción de marineros que habla del mítico puerto y cómo los hombres de mar ansían llegar allí. Ivens toma parte de ese nombre para titular la película, pero además utilizará la versión cantada por Germain Montero para los créditos finales.
La etapa de pre-producción de …A Valparaíso se realizó entre octubre y noviembre de 1962. Ese tiempo, Ivens lo dedicó a caminar por el puerto, intentando hacerse de imágenes que más tarde transformaría en secuencias de la película. El trabajo fue intenso: “Hubo días en que partía a las ocho de la mañana con sus colaboradores a recorrer la ciudad y los cerros y no ponía fin a las búsqueda hasta las dos de la mañana del día siguiente. A pesar de sus sesenta y cuatro años, demostró una resistencia física mayor que su joven equipo […] El cineasta es como un espejo que todo lo observa y todo lo absorbe […] Es un archivo que recoge todo y que observa cada cosa en función del cine, imaginando lo que vendría antes y después en la secuencia” [3].
Siguiendo un método simple pero riguroso, Ivens realizó parte de la investigación del filme tomando notas de sus caminatas por la ciudad. Aquellos documentos fueron encontrados en la recuperación del acervo de la Cineteca de la Universidad de Chile en 2009, y otra parte fue revisada en la Fundación Ivens en Nijmegen, Holanda. A partir del 6 de octubre, Ivens describió “cometas, casas de forma triangular como barcos, una mudanza con un burro, un carnicero de caballo, las calles y las casas con poca intimidad […] El sol brillante, los colores brillantes de las casas en los cerros” (Sutfkens, 2008).
Paralelamente, Ivens se informó del pasado histórico de Valparaíso, con especial interés por la insidia del colonialismo español o los intentos imperialistas europeos. También llamaron su atención los desastres naturales, terremotos, tempestades o los desbocados incendios alimentados por las corrientes ventosas de la geografía porteña. Ivens estaba impresionado por la capacidad de la ciudad para reincorporarse después de cada embate. Para entender la historia de la ciudad cooperaron las poetas Carmen Gaete y Sara Vial, esta última muy cercana a Neruda. El premio Nobel fue quien proveyó a la producción de mapas y cartografía histórica para la visualización de estas secuencias en la película.
El rodaje de Ivens en Valparaíso se transformó en un evento: “El holandés errante aterriza en Valparaíso”; “En un film Valparaíso dará la vuelta al mundo”, tituló la prensa. La novedad del rodaje se difundió también rápidamente entre los jóvenes artistas locales, quienes vieron en la experiencia una oportunidad de aprendizaje. Muchos de ellos participaron en alguna labor, ya fuera como ayudantes de producción o eventualmente como extras en alguna puesta en escena.
Neruda también tuvo una participación en el film, no sólo facilitando su casa para realizar tomas de los mascarones de proa, mapas y cartas de navegación antiguas de su colección personal, sino que también se dejó retratar bajando la inconfundible escala de caracol de su casa porteña, La Sebastiana. También se suma a la filmación la mujer de Ivens de entonces, Eva Fiszer, quien arribó al país en el mes de octubre e hizo su aparición en una de las secuencias de la película: con una sombrilla, vestida de blanco, paseando por Valparaíso en las afueras de una iglesia.
El cineasta, entretanto, encaraba las numerosas dificultades de recursos, los retrasos por elementos técnicos faltantes y sufría por su asma crónica. A pesar de esto, el equipo se mantuvo cohesionado. Tal vez uno de los legados más visibles del trabajo de Ivens con sus aprendices chilenos, fue la enseñanza del oficio del cine como una labor colectiva, donde cada uno hace su parte pero se funciona como un todo: “Su organización, tanto en lo técnico como en lo creativo, es admirable, con su ejemplo nos hace comprender como nunca lo que quiere decir verdaderamente un trabajo de equipo: la tolerancia mutua, la superación de cuestiones personales, de aportar sugerencias […] Cada secuencia que se aborda viene precedida de una organización previa, exhaustiva” [4].

Título: A Valparaíso
Año: 1963
Director: Joris Ivens
Guion: Chris Marker
Duracion: 27 min
Producción: Luis Cornejo
Dirección de Fotografía: Georges Strouve
Montaje: Jean Ravel
Asistencia de Dirección: Sergio Bravo
Música: Germaine Montero
Música: Gustavo Becerra
Cámara: Georges Strouve
Asistencia de Cámara: Patricio Guzmán Campos
Asistencia de Producción: Fernando Bellet
País: Chile – Francia
Casa productora: Cine Experimental de la Universidad de Chile y Argos Film
Productor General: Luis Cornejo
Propiedad: Universidad de Chile
Idioma original: Existen dos versiones, una en francés y otra en español
Formato: 35 mm
Color: B/N, y el último tercio de la película Color.
Fecha de estreno: Septiembre de 1964, Santiago, Chile.
Premios:
-Primer premio del Festival de Leipzig (Alemania, 1964)
-Premio Fipresci en Oberhausen (Alemania, 1964)
-Primer premio en Prades, (Francia, 1964)

Ver Documental

Valpo parte 1

Parte 2
Notas
[1] Según el inventario de la Cineteca de la Universidad de Chile, las otras películas desaparecidas son Un grito en el mar (Pedro Sienna, 1924) y El angelito (Luis Cornejo, 1965).

[2] Actualmente las dos copias (en 16 y 35mm) estarían en manos de privados en condición inestable y delicada, imposibilitadas de proyectarse.

[3] J. Erhman, Revista Ercilla 1.432, octubre de 1962.
[4] Entrevista telefónica a Joaquín Olalla, Lundt, Suecia, mayo de 2009.

De: espina-roja.blogspot.com

Silvio Rodriguez – Gira por los barrios, Concierto n.62

IMG_7487.JPGSilvio Rodriguez

Silvio Rodriguez se presentò el 20 de diciembre 2014 en el parqueo del estadio Latinoamericano, en el concierto n.62 de su interminable gira por los barrios. En este concierto no podia faltar el homenaje a “los 5 heroes” cubanos recientemente liberados por Estados Unidos.

Tomado de cubasoyyo.com

Memoria visual y social: imágenes y emociones.

IMG_7482.PNG
Estamos rodeados de imágenes que se van incorporando en nuestros registros personales, imágenes que configuran nuestro mundo y que son parte de lo que entendemos por realidad. En las marchas y movimientos masivos vemos la transformación de la voz en carteles, memes para redes sociales, lienzos, intervenciones artísticas, ilustraciones y bailes callejeros. Todas las formas de expresión son válidas para hacer sentir el malestar o la necesidad de cambios.

Un ejemplo es el movimiento de Ilustradores y artistas plásticos de Guerrero quienes acordaron realizar un retrato de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa en México, Sigue leyendo

La Escuelita

Video realizado y publicado en Facebook por Alicia Partnoy en adhesión al homenaje a los compañeros desaparecidos en La Noche de los Lápices. Lectura para el evento en la plaza María Clara Cioccini. 17-9-11

“¿Quiénes son los Zapatistas?”

“¿Quiénes son los Zapatistas?” es un video corto y alegre para estudiantes y educadores. Ofrece una introducción clara y concisa al movimiento contemporaneo de los Zapatistas en Chiapas, México. Es parte de la serie de videos “Enseñe Chiapas”.

En solo 8 minutos, conocerás:
-El levantamiento Zapatista del 1994
-Como los Zapatistas están construyendo un mundo mejor
-Por qué los Zapatistas construyen “autonomía” (y qué significa)

9 de octubre de 1967 es asesinado Ernesto “Che” Guevara

El 12 de julio de 1997, los restos de este gran revolucionario, que ha pasado a la historia como símbolo de la rebeldía política y el soñador de una nueva sociedad solidaria y más humana, son sepultados en el cementerio de Santa Clara, Cuba, en el Memorial “Ernesto Guevara”, donde también se encuentran los guerrilleros que le acompañaron a la expedición de Bolivia. de julio de 1997, los restos de este gran revolucionario, que ha pasado a la historia como símbolo de la rebeldía política y el soñador de una nueva sociedad solidaria y más humana, son sepultados en el cementerio de Santa Clara, Cuba, en el Memorial “Ernesto Guevara”, donde también se encuentran los guerrilleros que le acompañaron a la expedición de Bolivia.

IMG_0103.JPG
Guevara demostró una disciplina férrea y un inocultable amor hacia el ser humano desposeído y marginado por la sociedad burguesa/ Foto: Cortesía Joseph Scherschel/Time & Life Pictures/Getty Image

El 09 de octubre de 1967, en horas de la mañana, el presidente de Bolivia, René Barrientos Ortuño, anuncia al mundo que el combatiente revolucionario, Ernesto “Che” Guevara, había muerto en un enfrentamiento en la zona de la Higuera, junto con otros combatientes de izquierda, el día 08 de octubre.
Este anuncio era una manipulación informativa para encubrir el terrible asesinato del “Che” Guevara y de sus compañeros de armas, ya que fue ejecutado, por orden de Estados Unidos, el mismo día 09 de octubre en una escuela de La Higuera.

Ernesto Guevara, mejor conocido como el “Che” Guevara, fue uno de los combatientes líderes de la Revolución cubana, junto a Fidel Castro, donde demostró una disciplina férrea y un inocultable amor hacia el ser humano desposeído y marginado por la sociedad burguesa y oligárquica.

Después de la consolidación del proceso revolucionario cubano, el espíritu inquieto lo llevará a combatir a las tierras remotas del Congo, en África, y en su América amada, en Bolivia. En suelo boliviano será asesinado por las órdenes emanadas desde Washington al entonces gobierno títere del general Barrientos.

El “Che” Guevara es herido en la pierna durante el combate en la región andina boliviana de la Quebrada del Yuro, siendo trasladado a la Higuera, donde el agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense, Félix Rodríguez, lo interroga, informándole que su ejecución fue aprobada y que será ejecutada esa tarde del 09 de octubre.

Años más tarde, el agente de la CIA, Félix Rodríguez, comenta que el recibió la instrucción de comunicarle a los oficiales bolivianos de la orden emanada desde la casa presidencial de Bolivia, de fusilar al “Che” Guevara y a sus acompañantes capturados, quienes fueron enterrados en un sitio desconocido, sin ninguna identificación, para que su tumba no fuera un santuario de los movimientos revolucionarios.

Con el asesinato de Ernesto “Che” Guevara, la esperanza revolucionaria armada se extingue en la América del Sur. Sigue leyendo

El baile Rojo

La historia sobre el genocidio contra la Unión Patriótica. Colombia

Un documental sobre un partido político llamado La Unión Patriótica en Colombia. Alrededor de 4.000 de sus miembros fueron asesinados en un genocidio manejado por políticos, paramilitares y militares en un plan cínicamente llamado “El baile rojo”

Pasillo sin salida aparente

Tomado de losingravidos.com

Alegato de defensa, Guillermo Rodríguez (El Ronco),1981

Extracto del alegato de defensa del militante de la Resistencia Popular Chilena, Guillermo Rodríguez, presentado al Consejo de Guerra.